El cuerpo habla. Taller de movimiento para personas con discapacidad visual

El cuerpo habla es un taller impartido por Paola Tognazzi y dirigido a personas con discapacidad visual, que examina cómo la tecnología puede traducir el vocabulario de un cuerpo y hacer que el mismo hable. Mediante la integración de la herramienta interactiva Wear me SuperNow, una herramienta que se compone de pulseras con sensores de captura de movimiento, las personas participantes podrán controlar, a través de la intensidad de sus movimientos, el tempo y volumen de pistas de audio, interactuando a través de sensores inalámbricos con un espacio de sonido en movimiento.

En el taller, los participantes, vistiendo los sensores, explorarán cómo cambiar la calidad física de los movimientos, transformando el paisaje auditivo de acuerdo con su propia dinámica personal. También explorarán las leyes de la física para determinar el cambio de direcciones y la velocidad, para sentir en sus cuerpos cómo incluso pequeños cambios tienen un impacto radical en la materialización del movimiento y el sonido.

El espejo engaña: persiguiendo la forma visual se olvida la llave para abrir la puerta al baile

No se puede hablar de materialización del movimiento sin hablar del lenguaje para comunicar las instrucciones que uno quiere enviar a su propio cuerpo. Los lenguajes implican códigos complejos que van más allá de la abstracción sintáctica y tocan lo sensorial. Si las personas que hablan una misma lengua la usan y entienden de forma diferente, el movimiento físico del cuerpo humano, que implica la coordinación de más de 1000 variables entre sí (músculos, huesos, ligamentos, etc) tiene posibilidades de expresión tan amplias que una vida no alcanza para explorarlo entero.

En este taller vamos a desarrollar y explorar juntos metáforas para traducir sensaciones físicas y movimientos. Vamos a explorar cómo sensorialidades diferentes se codifican en lenguajes verbales y físicos distintos. Cómo el no ver la forma no es un límite, sino una puerta para potenciar el contenido de la danza, para propiciar el intercambio de claves lingüísticas que faciliten sentir el cuerpo y desarrollar physical awareness.

Estructura del taller

El taller consta de dos sesiones, de 3 horas cada una.

Primero exploraremos qué es bailar, qué sensación se busca en la danza. Después exploraremos cómo musicalidades diferentes afectan el movimiento y nos llevan del aire a la tierra, así como lo consiguen metáforas narrativas. Analizaremos cómo estas técnicas se pueden integrar y ampliar con el sistema interactivo de W_Dynamics.

Posteriormente escogeremos las metáforas que prefiramos y grabaremos textos y sonidos en el sistema W_Dynamics para hacer una mini coreografía coral, para componer y vivir un concierto narrativo grupal generativo juntos.

Paola Tognazzi

es diseñadora de interacción física, coreógrafa y artista, nacida en Milán y residente en Madrid. En 2008, fundó Wearable_Dynamics. Desde entonces, ha trabajado como diseñadora de interacción física para empresas de tecnología de I + D y museos. Dirige proyectos y facilita metodologías artísticas para la innovación en empresas de software y tecnología. Trabajó en el departamento de wearable senses de la Universidad Tu / e de Eindhoven, desarrollando y creando prototipos del concepto de wearable reactivos impresos en 3D . Estos proyectos se centran en humanizar el software y materializar el movimiento a través de instalaciones audiovisuales interactivas y estructuras tangibles.

Taiko: percusión japonesa para personas con discapacidad auditiva

Este proyecto nace de la necesidad de acercar y dar a conocer los beneficios del Taiko, tambor grande japonés, a todas aquellas personas que alguna vez han sentido que no podrían volver a disfrutar de la música. Tocar el Taiko, y sentir su vibración desbloquea barreras físicas y mentales, favoreciendo la igualdad, el crecimiento personal y la cohesión grupal. 

Las personas con discapacidad auditiva no están excluidas del disfrute de la música, solo hay que saber hacerla llegar desde nuevas perspectivas. El proyecto trabaja la escucha desde el cuerpo, implicando la percepción a través de otros sentidos, de la piel y la mirada, desarrollando la imaginación para crear nuestros propios ritmos.

El proyecto pretende enseñar y demostrar que la discapacidad auditiva no es un impedimento para escuchar, crear y disfrutar de la música. El grupo se reunirá una vez al mes durante dos horas en el Auditorio Medialab-Prado y estará dirigido por Mónica Vedia, percusionista de Taiko desde 2002 y fundadora de Taikomon.

Luz Oscura. Residencia de artistas autistas en Medialab Prado

Medialab Prado, Madrid, iniciada en abril de 2019.

Trabajando en la maqueta de Estación Cundinamarca, obra de Andrés Fernández

Trabajando en la maqueta de Estación Cundinamarca, obra de Andrés Fernández

La propuesta de ensayar una residencia para artistas de Debajo del Sombrero en Medialab Prado, es una experiencia si no inédita, apenas explorada, por lo insólito de poner en común dos fenómenos tan sugerentes y alejados entre sí como los lenguajes enigmáticos del arte “bruto” o “outsider”, y el horizonte abierto y especulativo de las nuevas tecnologías.

Caracteriza a estos lenguajes la entrega completamente desnuda de su verdad incondicional e incondicionada; despreocupada o ignorante de la cautela de que se arma habitualmente el artista para justificar su obra.

Una desnudez que no se manifiesta a las claras, que deja un poso de oscuridad. Porque aquí, el misterio, es lo irreductible de aparecer la verdad sola, intacta; sin nada que defender ni de lo que defenderse.

El título Luz oscura, no pretende significar negativamente, lo inverso de la luz, como se encuentra en el negativo de una fotografía; tampoco lo que quedó a oscuras en su ausencia, sino lo que aun puesto a la luz, no cede su oscuridad original.

El primer artista residente en el marco de esta convocatoria será Andrés Fernández. Trabajará en Medialab Prado durante el segundo trimestre de 2019.